viernes , septiembre 17 2021

Filosofía de Banqueta II – Domingo Villamil – Columna

Filosofía de banqueta 2.

 Domingo Villamil Hernández

¿Quién piensa en ti……? Segunda parte.

Ahí en la célebre avenida Madero, ahí de forma tal que pareciera un simple cartel de publicidad como decía la canción de la Roció Durcal; con letras rojas y una fotografía en fondo negro… ¡The Cure!!!! ¿The Cure…? Noooooo…. Era un grupo que se hacía llamar los Caifanes, la imagen representaba a unos vendedores de ataúdes o algo así. Yo había escuchado una canción que tenía el título de una película del Tin Tan. Como les contaba; espacio 59, programaba sesudas sesiones de música que se hacía llamar rock en tu idioma, la ola española, argentina, chilena… ahí estaban estos héroes del heavy nopal (mucho tiempo después supe que el grupo Dama, se llamaría así) los chavos que venían a sacar del marasmo musical a la raza, perdida entre cumbias, guarachas de Lisandro Meza y su leyda, te quiero mucho y por ti sufro pensando en ti…. Hubiera estado de mecate el haber asistido al concierto show, pero en aquel tiempo pagar 25 pesotes estaba como que por arriba de la media emocional de mi bolsillo; me conforme juntar mis 25 maracas que costaba su LP. Aquel disco de acetato sonaba de “poca”…. Pero había algo que no cuadraba, todos decían que los gatos de noche eran pardos o que habían perdido su ojo de venado; así nos fuimos consolidando el oído crítico, con la agüita amarilla, la novia pechugona, Martha tiene un marcapasos, cuando pase el temblor, el hombre lobo en parís, a todo pulmón Ufffffff y recontra ufff, decían en la tele y el ¡tirititito nomás!!

Los ochentas se fueron aniquilando, el “aqua net” acabo con la capa de ozono, el súper Punk dejaba los pelos tiesos y te hacia caspa. Llegaron los 90,s con un nuevo brío, Rick Astley nos hacía bailar; el house music , decía que le subieras al volumen y un italiano nos hacía brincar con relinchidos y mugidos! Esssattto!! Nada halagador el panorama musical y las chavas cada vez más fresas y yo cada vez más mustio y amargado. ¿Qué es lo que necesitaba? ¿Qué me estaba haciendo falta? , ni idea, quizás si en esos tiempos hubiera existido el 01800preguntale, me hubiera ahorrado horas y horas de emocionantes madrugadas escuchando a los “Acosta” chin…. Estaba dando el rucaso, solo el mundial del 94 salvo mis expectativas de vida.

Se me fueron los años , los éxitos dejaron de tocar, las rolas de interesarme, el rock se volvió tan rosa y extraño que acabo por dejarme a la deriva del recuerdo, se me fueron juntando las ansias , me empezaron a salir canas , los calendarios les perdí la fe. ¿Importaba si Mejía Barón se guardó los cambios y termino con la carrera de Hugo Sánchez? ¿A quién le importaba si Orvañanos dejaba canal trece y se iba con televisa y años después lo corrieran?

¿Alguien lloro cuando José Ramón dejó Azteca, convirtiendo las tardes de domingo en algo insufrible? ¿Usted lloro de emoción cuando el Perro Aguayo destapo a Konan? ¿Llegó a pensar que el Rayo de Jalisco jamás se repondría del guitarrazo que le dio Cien Caras? Usted se comió entero el engaño de los dos Aburtos? Usted cerró su puerta y se compró un perro por temor al chupacabras? ¡Yo, no lo sé…! solo me acuerdo que esto lo platicábamos en la banqueta. Si en la banqueta, tratando de filosofar, como filósofos de banqueta.

0009 000

Te recomendamos

Ya no existe el documento de no reelección que firmó AMLO: Presidencia.

Luego de que el INAI se lo solicitara, Presidencia dijo que no existe el documento …