lunes , noviembre 18 2019
Home / Hidalgo / #DenunciaCiudadana Personal de CANACO Pachuca es prepotente con la gente que contrata

#DenunciaCiudadana Personal de CANACO Pachuca es prepotente con la gente que contrata

Actualmente la necesidad de trabajar y de poder llevar un sustento a nuestras familias es una necesidad de supervivencia, entre la falta de empleo, el poco salario y los malos empleadores son motivos por los cuales el trabajo escasea cada día más. Y es de los malos empleadores de lo que les quiero hablar este día y quiero hacer una DENUNCIA y señalar los malos tratos que un grupo de amigos, incluida una catedrática, y yo fuimos víctimas en días pasados.

Hace algunas semanas se hizo una «convocatoria» por parte de la CANACO servytur Pachuca, esto con motivo del EMPAQUETADO DE ÚTILES ESCOLARES que serán entregados a partir del Lunes en 8 municipios de nuestro estado, al menos en el área donde íbamos a laborar nosotros. Se nos reclutaría por un lapso de 3 SEMANAS y con la premisa de ganar un sueldo FIJO semanal, mas «apoyo» para comidas y pasajes a lo cual aceptamos inmediatamente debido a la NECESIDAD de poder ganar un poco de dinero durante nuestras vacaciones.

 La cita era el 14 de Agosto a las 9 de la mañana en la CALLE 1 DE MAYO ESQUINA CON TEODOMIRO MANZANO COLONIA EL SAUCILLO. En un salon de eventos llamado SALÓN TROPICOLOMBIA, al ingresar al turno antes de la hora mencionada se presentó con nosotros un tipo llamado Ezequiel «N» con una actitud un tanto prepotente diciendo las «reglas» y lineamientos laborales que debiamos acatar y recalcó: «TODOS DEBEMOS ACATAR LAS ORDENES NADIE ESTÁ POR ENCIMA DE NADIE, INCLUSO YO TAMBIEN ACATARÉ LAS INDICACIONES ESTIPULADAS PARA QUE NO HAYA NINGUN PROBLEMA». La reglas iban desde el horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde CON UNA HORA DE COMIDA, no fumar dentro de las instalaciones, nadie puede salir del recinto hasta concluido su turno.

Abren las puertas de la bodega y nuestra sorpresa es que habia tarimas llenas de productos escolares sin abrir y cubiertas de plástico y aun faltaban muchas mas por entrar. Al principio solo las mujeres entrarian a desempaquetar papel o algo así escuchamos los que estabamos afuera, ya que asi fue requerido por Ezequiel «N», un grupo como de 20 personas quedamos barados en el rayo de sol por mas de 40 minutos sin hacer nada solo viendo la vida pasar. Ingresamos minutos después a separar y enrrollar papel crepé y meter 100 rollos en una caja, concluida esta actividad nos pusieron a desempacar gomas… llegada la hora de la comida, por cierto un poquito tarde, 2:40 para ser exactos, nos dispusimos a disfrutar de los sagrados alimentos.

Ezequiel «N» estuvo todo el dia asomado su cabecita por la ventana y junto a un tipo que llamaremos EL TIPO DEL CARRITO, que poci estaban haciendo se sentaron a comer primero mientras que las 82 personas que laborabamos en bodega debiamos formarnos para recibir nuestra comida… ahí no está el problema, al termino de nuestra comida nos disponíamos a descansar un poco ya que no habíamos perdido mucho tiempo de los 60 minutos que nos habian prometido y cuando íbamos a hacerlo Ezequiel quien ya habia comido muy agusto, nos dice «orale muchahos a trabajar», siendo que solo pasaron un aproximado de 30 minutos de los antes mencionados. Hubo gente que nos quejamos y su respuesta fue «se acortaron los tiempos de comida chavos tenemos el tiempo encima y hay que echarle ganas» pero la manera prepotente y altanera fue muy fea. Pero con sus malos modos «el tipo del carrito fumando dentro de la bodega mientras operaba el montacarga se le hizo la observación y su respuesta fue «que quieres? Son los beneficios de ser «Patrón» y siguió con sus actividades.

El segundo día todo fue un poco mas «Tranquilo» a pesar de que a la entrada fui señalado por Ezequiel «N» y «El tipo del carrito»  como una persona que iba sin actitud de trabajar y siendo señalado por el guardia por no «dejarme registrar» a la hora de la salida a lo cual yo si quise dar mi parte a lo que muy «amablemente» (sarcasmo) Ezequiel me respondió muy groseramente «no voy a estar alegando sale… si te gusta y sino pues hazle como quieras tu necesitas mas de mi que yo de ti y si no te gusta el trabajo puedes irte de una vez» lo antes mencionado lo comente con mi catedrático y que nos señaló al inicio que cualquier irregularidad se lo dijéramos para ella comentarlo con uno de los superiores de dicha actividad… el día transcurrió sin incidentes incluso en la comida dieron los 60 minutos prometidos y se permitió fumar siempre y cuando fuera alejado de la bodega para evitar accidentes, todo lo anterior debido a que el jefe superior de los dos tipos nefastos estaba presente en la comida.

Y así llegamos al momento donde explotó todo, el tercer día. Cada quien “eligió” o se acopló con ciertas personas para realizar sus labores establecidas todo era miel sobre hojuelas hasta que se apareció Ezequiel y comenzó a dar ordenes literalmente a lo tonto sin bases ni argumentos con una actitud completamente altanera, déspota e irrespetuosa separando a los que “iban muy rápido” según él, al separar a mi equipo de trabajo completamente me dijo “tu vete para allá” al preguntarle por qué su respuesta solo fue “porque no me gusta como empaquetas” al reclamar los movimientos tontos y absurdos que estaban haciendo una compañera y yo reclamamos a los “supervisores” este tipo de actos a lo cual Ezequiel solo se limitó a estar detrás de nosotros y solo escuchar y solo al final dio un paso al frente y nos dijo a mi compañera y a mi “cállense la boca y pónganse a trabajar”.

A mi me mandaron a desempaquetar tarimas de libreta de cuadro chico y en menos de hora y media había acabado con dos tarimas con ayuda de una persona mas que fue rotada en tres ocasiones al verme un poco cansado le pedí a un supervisor que me cambiara un momento de área y me metió a la línea de empaquetado de los útiles metiendo 3 lapiceros a las bolsas. Llegaba la hora de la comida y al ver lo que iban a servir yo tome un plato vacío y procedía a servirme lo que me iba a comer ya que las porciones que daban no me las acabé un día anterior y al querer tomar la cuchara de la hoya donde estaba la comida el tipo del carrito me dijo casi gritándome “sh sh sh que haces? Formate y espérate a que te sirvan tu plato” a lo cual es se estaba sirviendo lo que se iba a comer y agarro un kilo de tortillas para él y una chica que trajo la mayoría del día encima del montacargas. Le pregunte que por que él si tenia el derecho de servirse “a su antojo” o porque el se ponía a comer primero que los demás siendo que íbamos en fila y me contestó muy grosero “es que yo soy otra cosa”.

No la hice de emoción porque me detuvieron dos amigos y procedíamos a ir al área de fumadores unos comenzaban a prender su cigarro y disfrutarlo a lo cual una vez más muy groseramente el tipo del carrito llegó y nos dijo “apaguen su cigarro, solo esta permitido fumar de la puerta para afuera” a lo cual una compañera le dijo “pues dejanos salir a fumar no? Y su respuesta fue “es que no se puede, nadien puede salirse” en fin la gota que derramó el vaso fue que al vernos impedidos de fumar y de poder hacer otra cosa dentro de sus instalaciones fue que quisimos descansar un poco por el arduo trabajo que habíamos hecho desde temprano nos sentamos a descansar y habían pasado 24 minutos de que inició la hora de la comida y una vez más el tipo del carrito solo gritó “regresen a sus actividades” siendo que incluso había gente que acababa de sentarse a comer.

Regresamos cada uno a nuestras áreas y nos tuvo parados cerca de 25 minutos sin hacer nada hasta que de pronto se abrió la puerta del salón y entro una camioneta blanca que era conducida por Ezequiel a lo que rápidamente el tipo del carrito y los demás “supervisores” comenzaron a moverse y a correr porque “había llegado el patrón” al verlo una de las chicas que pidió el permiso para fumar y mi catedrática abordaron a Ezequiel dentro de la bodega y le hicieron mención de lo sucedido anteriormente a lo cual de una forma por demás grosera e irrespetuosa Ezequiel solo veía su celular y el reloj y al término de las observaciones de ambas mujeres les dijo “pues así son las reglas y no van a cambiar si quieren”. En ese momento decidimos dar media vuelta comentarlo con el grupo de personas que entramos juntos a laborar y nos fuimos. Nos pagaron los días que laboramos y nos fuimos.

Sé que esta historia es muy larga pero si han llegado hasta esta parte se darán cuenta que el abuso, la prepotencia, la falta de organización y el empoderamiento de gente sin preparación para liderar a un equipo de trabajo esta en cualquier lado, el favoritismo y sexismo para “elegir” a tus ayudantes y sobre todo el quebrantar los derechos del trabajador y no respetar lo acordado en un principio es tema que quizá muchos padezcan y sufran todos los días… yo les digo ALCEN LA VOZ Y LUCHEN POR SUS DERECHOS COMO TRABAJADOR PORQUE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO LOS RESPALDA Y POR GENTE COMO ESTOS TIPOS MUCHA GENTE TIENE MIEDO DE EXIGIR LO JUSTO Y SOBRE TODO EL RESPETO y aquí quiero citar las palabras de mi catedrática que también estuvo presente en lo anterior redactado: “La dignidad se defiende hasta con la vida, siempre. No podemos permitir que sujetos abyectos, necios y despreciables quieran con su prepotencia pisar la dignidad humana. Si lo permitimos nos volvemos sus cómplices. Eso jamás!”

Atte: Jhordán Solís

 

 

 

Te recomendamos

A proceso son vinculados probables homicidas de Olayet Cabrera

Permanecerán en prisión preventiva durante los cinco meses que durará la investigación complementaria. Pachuca, Hidalgo, …